El Ministerio de Salud de la Nación en Argentina, de la misma forma que sucede en otros países, emite guía alimentarias con consejos para mantener una buena alimentación. Estas estás adaptadas a las costumbres, cuestiones físicas y rutinas de las personas, como así también en función de los productos disponibles. Son buenas prácticas alimentarias vinculadas a una nutrición completa en pos de mantener la salud de la población.

1. Incorporar a diario alimentos de todos los grupos y realizar al menos 30 minutos de actividad física.

Para estar saludable no solo es necesario alimetarnos bien, también es importante realizar actividad física. Realizar cuatro comidas diarias (desayuno, almuerzo, merienda y cena) con alimentos variados en combinación a actividad física es la base para gozar de una buena salud.

2. Tomar a diario ocho vasos de agua.

El consumo de agua es muy importante. La hidratación le permite al cuerpo funcionar de forma adecuada. La falta de líquido puede generar severos problemas en la salud. No esperes a tener sed para tomar agua.

3. Consumir a diario cinco porciones de frutas y verduras en variedad de tipos y colores.

El consumo de vegetales y frutas variadas a lo largo del día nos aporta nutrientes vitales para una buena salud. Buscar las frutas y vegetales que están en estación es siempre la mejor opción, están en la plenitud de sus beneficios y suelen ser más económicas.

4. Reducir el uso de la sal y el consumo de alimentos con alto contenido de sodio.

En su mayoría los alimentos procesados cuentan con una gran cantidad de sodio para poder conservarse. Esto sumado al consumo de sal, es bastante contraproducente para la salud. Reducir el consumo de ellos es importante para alimentarnos adecuadamente.

5. Limitar el consumo de bebidas azucaradas y de alimentos con elevado contenido de grasas, azúcar y sal.

Al igual que con los alimentos con alto contenido de sodio, los que poseen altas dosis de azúcar o grasa, también son perjudiciales. Siempre es mejor optar por alimentos frescos.

6. Consumir diariamente, leche, yogur o queso, preferentemente descremado.

El consumo de lácteos es positivo para la salud, salvo que se padezca una intolerancia específica. Al elegir descremados, se reduce el consumo de grasas también.

7. Al consumir carnes, quitarles la grasa visible, aumentar el consumo de pescado e incluir huevo.

El pescado tiene grasas no saturadas, que son buenas para el cuerpo consumidas en cantidades razonables. Lo mismo sucede con el huevo. Las carnes rojas no son malas, pero cuentan con niveles de colesterol más alto, por eso es que es bueno retirarles la grasa visible antes de la cocción para reducir lo que consumimos.

8. Consumir legumbres, cereales preferentemente integrales, papa, batata, choclo o mandioca.

Las legumbres como lentejas, garbanzos, porotos, o cereales como trigo, avena, cebada, centeno, soja, quinoa, aportan fibras que ayudan a mejorar el funcionamiento del sistema digestivo y mantenerlo saludable. Excepto en el caso de las personas con intolerancias, como por ejemplo personas con celiaquía que no pueden consumir trigo, avena, cebada, centeno ni sus derivados. Lo tubérculos como papa, batata, mandioca, y también el maiz, son altamente recomendables para incorporar a las dietas diarias.

9. Consumir aceite crudo como condimento, frutas secas o semillas.

El aceite crudo (oliva, maiz, girasol, etc) como los secos (nueces, avellanas, almendras, etc) y las semillas (girasol, amaranto, chia, etc) tienen aceites de origen vegetal, sin colesterol que solo se encuentra en alimentos derivados de animales, muy buenos para el cuerpo. Las frutas secas y semillas además son excelentes fuentes de fibra útil para el sistema digestivo. 

10. El consumo de bebidas alcohólicas debe ser responsable.

Los niños, adolescentes y mujeres embarazadas no deben consumirlas. Evitarlas siempre al conducir.

El vino, en especial tinto, tiene antioxidantes buenos para el cuerpo. Pero siempre las bebidas alcohólicas deben beberse responsablemente y de forma moderada, de lo contrario son perjudiciales para la salud.