Es común pensar en el reparo del sol cuando estamos en la playa, pero es importante tener precauciones en todo momento, incluso estando en la ciudad.
La exposición excesiva al sol produce arrugas, acelera el evejecimiento de la piel, es un factor en el desarrollo de cataratas, y aumenta el riesgo de cáncer de piel. Tomar las precauciones adecuadas no es complicado y nos ayudará a mejorar nuestra relación con el sol sin tener consecuencias.
Por eso te compartimos algunos consejos para que te protejas vos y a tu familia del sol durante la etapa del año en la que se muestra con mayor intensidad.

Evitá la exposición entre 10 y 16 horas.

Suena mucho, pero es importante. Si estás de vacaciones, y querés aprovechar al máximo cada minuto, al menos reducí la exposición entre las 13 y 15 que es donde se produce el pico de mayor intensidad durante el día.

Horas al sol

Usá protector solar de 20 FPS o más.

Es necesario aplicarlo unos 30 minutos antes de exponerse al sol, y renovarlo cada 2 horas. Si vas a entrar al agua en la playa, río o una pileta, considerá elegir un protector resistente al agua.

Proterctor solar

Evitá exponer al sol a niños menores de 1 año.

Los mayores de esa edad, pueden exponerse en los horarios permitidos, con protección adecuada.

Chicos al sol

Usá ropa clara, lentes de sol y sombreros.

Además de mantener un poco más resguardado de los rayos del sol con la ropa clara, es importante proteger tus ojos y cabeza.

Ropa Clara